Metodología



¿Qué son las Constelaciones Familiares?



Constelaciones Familiares es un modo de psicoterapia sistémica que en la actualidad suscita un tremendo interés en Europa y América ha traído como resultado una amplitud considerable en la comprensión de la psique humana. 

Esta metodología se puede aplicar de forma individual o desarrollar en grupo. Se enfoca en solucionar los desordenes que se manifiestan como enfermedad física, psíquica o dificultad relacional, en las familias y en las organizaciones. 


¿Cómo se realizan?


El cliente configura la imagen de su familia con la ayuda de los participantes de un grupo. Se puede configurar la familia de origen, es decir, la familia de la que uno proviene, con los padres, hermanos y, en caso de ser necesario, también se pueden integrar miembros de generaciones anteriores. A su vez, existe como opción configurar el sistema actual, p. ej. la propia familia del cliente con el como marido (o la cliente como mujer), la pareja y los propios hijos. Las parejas anteriores también forman parte de la ordenación. 

Muchas constelaciones evidencian un gran número de tensiones subliminales existentes en el sistema que los representantes expresan. Así, por ejemplo, el representante de un hijo o un padre que en una constelación es colocado al margen y mirando al vacío, percibe esta posición como una carga. Cada representación tiene su propia fuerza, de manera que cualquier persona que la realice tendrá percepciones similares. Más allá de la mera percepción, los representantes experimentan una sorprendente variedad de sentimientos y relaciones en la respectiva familia. 

El participante que ocupa el lugar de otra persona comunica las tensiones percibidas en ese papel, tensiones que se disuelven en cuanto son descubiertas y expresadas. En el trabajo concreto se emplea una serie de frases simples con un efecto curativo. Los efectos sobre los demás participantes de una constelación, mostrarán si una frase es acertada y produce un cambio real. De esta manera, se permite experimentar con diferentes soluciones y comprobarlas. 


El Alma de la Familia 


Existe un "Alma de la Familia Ancestral" que actúa en nuestras vidas. Sus patrones y estructuras almacenadas en el inconsciente se pueden "ver" en la constelación y así lograr soluciones rápidas y profundas. 

Cada uno de nosotros lleva en su interior la imagen de un orden en su familia. En la constelación esta imagen se exterioriza y cobra vida. El cliente elige representantes para cada miembro vivo o muerto de su sistema, inclusive su propia persona. A continuación, se asigna a cada uno de ellos un lugar y una dirección a la cual mirar en un campo libre. En todo este proceso, sin embargo, no se determina ninguna postura ni ningún sentimiento concreto. 

El enfoque de Constelaciones Familiares va más allá de la historia personal, lo que produce una apertura a un espacio nuevo, al espacio de la historia familiar. Con esta experiencia terapéutica se ha descubierto relaciones sorprendentes entre el pasado y el presente. En gran parte, las raíces de nuestros problemas se remontan a generaciones anteriores. Toda la familia, incluso nosotros mismos, está vinculada frecuentemente sin sentirlo ni saberlo. 

Así pues, el sufrimiento y la culpa se transmiten de generación en generación. Todo gira alrededor de la muerte, la injusticia, los golpes deparados por el destino, el amor y las relaciones humanas. Así, por ejemplo, cualquier miembro olvidado o excluido es representado por otro miembro que nace posteriormente en el mismo sistema; su suerte se repite. 

A través del inconsciente que nos une a la familia, el alma familiar procura que los valores, comportamientos y suertes de nuestros antepasados sigan actuando, vibrando y buscando su realización en nuestra propia persona. Esta lealtad es uno de los valores más supremos. Cada uno asume el papel necesario para el sistema familiar, acción que produce una profunda satisfacción interior. 


Cargas de los antecesores 


¿Qué problema de mis antecesores estoy cargando sin saber? 

Una relación de pareja tiene buenas posibilidades de lograrse cuando ambos miembros son fiables y suficientemente maduros para, en algún momento, formar una familia y cumplir el papel de padre o madre. Para ello es necesario que (hablando en un sentido figurativo), la madre se encuentre detrás de la mujer, y el padre detrás del marido. Si esta relación está perturbada, también lo estará la capacidad de establecer una relación y un vínculo. 

Una causa sistémica habitual de este trastorno radica en el pasado de los padres p. ej. la madre o el padre tuvieron una relación vinculante antes de casarse, por ejemplo un gran amor, un compromiso u otro matrimonio. Esta primera pareja también forma parte del sistema, dado que otra ley de la familia dice que también forma parte del sistema aquél que hizo sitio a favor de otro. Si esta persona es olvidada (como ocurre en muchas familias), será representado inconscientemente por un hijo. 

El orden que reina en las familias procura que toda injusticia sea expiada. Por lo tanto, una pregunta importante es la siguiente: ¿hubo algún tipo de injusticia o de culpa en la familia? 

Así, por ejemplo, una familia campesina vivirá como injusticia el hecho de que no se respete la sucesión, es decir, que no sea el hijo mayor quien herede la finca sino su hermano menor. En tales casos, esa finca suele "traer mala suerte". 


Un universo de aplicaciones 


• Adicciones 
• quiebres familiares y decisiones sobre custodia de hijos 
• pérdidas y duelos inconclusos 
• tendencias a enfermedades graves y accidentes 
• patrones recurrentes de mala fortuna 
• dificultades con hijos adoptados 
• trastornos del comportamiento 
• destinos difíciles y enfermedades terminales 
• efectos de la violencia en familiares de víctimas y perpetradores